Actualidad

Organizaciones de derechos humanos apoyan candidatura a la Unidad de Desmantelamiento del Paramilitarismo

El Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado (MOVICE) y la Coordinación Colombia-Europa-Estados Unidos (CCEEU) apoyamos la postulación del abogado defensor de derechos humanos Eduardo Carreño Wilches para hacer parte de la terna de la cual se seleccionará a la persona que ocupará la dirección de la Unidad Especial para el Desmantelamiento de Organizaciones Criminales (paramilitarismo).

 

Páginas

Las plataformas, organizaciones sociales, de víctimas y de derechos humanos abajo firmantes, manifestamos públicamente nuestro respaldo a las medidas cautelares anticipadas decretadas mediante Auto No. 001 del 12 de marzo de 2018 por parte del Dr. Néstor Raúl Correa Henao -Secretario Ejecutivo de la Jurisdicción Especial para la Paz JEP, las cuales tienen por objeto la preservación de archivos de inteligencia, contrainteligencia y gastos reservados del extinto Departamento Administrativo de Seguridad -DAS.

 

Hace diez años, cientos de miles de personas nos movilizamos en más de 82 ciudades en el mundo, 20 de ellas colombianas, para exigir que no se borrase ni de la memoria de los y las colombianas, ni del debate público, la existencia de las víctimas de crímenes de Estado. Ahora, presentamos la memoria audiovisual de lo que han sido estos espacios de lucha por la justicia y la verdad.

 

12 de marzo de 2018: Desde la campaña por una paz completa celebramos el anuncio del señor presidente Juan Manuel Santos de reactivar las negociaciones entre el Gobierno Nacional y el ELN dando inicio al V ciclo.

 

Valoramos que el presidente reconozca que la fuerza de los argumentos debe primar sobre las acciones bélicas y que vea el diálogo como un acto de responsabilidad relacionado con el compromiso de salvaguardar vidas porque con la vida es que podemos participar y cambiar el rumbo del país. 

 

Este anuncio es fruto del trabajo de la sociedad civil, del compromiso de los facilitadores, Iván Cepeda y Álvaro Leyva, el respaldo de la comunidad internacional y la disposición de las partes. 

 

Celebramos el gesto de cese unilateral al fuego declarado por el ELN y esperamos que esta mesa se desarrolle con las mejores condiciones de legitimidad, garantías y confianza ante la opinión pública y las comunidades en los territorios. Esperamos se acuerde un cese bilateral al fuego que incluya acuerdos humanitarios e inicie la participación de la sociedad retomando los resultados de las audiencias en Tocancipá. 

 

Foto: Viva la Ciudadanía

Las organizaciones, gremios y personas abajo firmantes, convencidas de que la paz es un derecho y un deber, saludamos todos los esfuerzos por lograr una salida negociada del conflicto armado.

 

Reconocemos los recientes gestos de distintos actores de la vida nacional con la intención de reactivar la mesa de diálogos en Quito y superar así esta etapa, marcada por acciones armadas que debilitan el camino de la solución negociada. Somos conscientes de que es necesario un esfuerzo más sostenido en el tiempo para que tales gestos permitan avanzar de una manera sólida.

 

Pero los espacios para la negociación se han ido cerrando y es vital aprovechar los tiempos. El país urge un cese al fuego más prolongado que permita salvar vidas humanas. La sociedad, especialmente en las regiones de confrontación armada, eleva un nuevo clamor ante el recrudecimiento de la guerra. Por eso, pedimos a las partes el cese total de las acciones armadas y llamamos a la protección del liderazgo social, duramente golpeado.

 

En Colombia existen miles de víctimas de crímenes de estado. Si bien un alto porcentaje de las víctimas directas son hombres, han sido muchas las mujeres, de las cuales poca información se tiene, debido no solo al subregistro que siempre ha existido, sino a las dinámicas propias que impiden a las mujeres denunciar.  Solo en 30 años, al menos 9.775 mujeres han sufrido estas victimizaciones a nivel directo. Es decir que han sido víctimas de violencia sexual, desplazamiento forzado, desapariciones y asesinatos, de acuerdo a la base de datos del Colombia Nunca Más (CNM).

 

Adentrándonos en los casos de violencia sexual, los paramilitares – y sus grupos pos-desmovilizados en convivencia con agentes del Estado, han sido responsables de 5.993 casos de violencia sexual, de los cuales 206 han sido cometidos de manera directa por agentes del Estado[1].

 

Bogotá, 7 de febrero de 2018. A un año de instalada la Mesa de Quito

 

Señores

Juan Manuel Santos, Presidente de la República

Nicolás Rodríguez, Comandante del ELN

Gustavo Bell Lemus, Jefe de la Delegación del gobierno nacional

Pablo Beltrán, Jefe de la Delegación del ELN

 

 

EL DIÁLOGO ILUMINA EL CAMINO DE LA VIDA Y LA PAZ

 

Las organizaciones sociales, comunitarias, sindicales, campesinas, de mujeres, defensoras de derechos humanos y constructoras de paz, los pueblos indígenas y afrodescendientes, aquí representadas, ratificamos nuestro compromiso con la construcción de la paz con justicia social y la solución política negociada del conflicto armado, y expresamos a la mesa de conversaciones entre el Gobierno Nacional y el Ejército de Liberación Nacional nuestro respaldo y disposición de acompañamiento permanente.

 

Páginas

Suscribirse a RSS - Actualidad