Un SÍ a la JEP significa un NO a la impunidad

El Congreso de la República tiene el compromiso de cumplir un papel trascendental en la implementación del Acuerdo de Paz entre el Gobierno Nacional y las Farc-EP. Una parte importante de sus integrantes ha respondido al clamor de las víctimas y de la sociedad de aprobar las reformas necesarias para la terminación del conflicto armado interno, ejemplo de ello, fue la creación el pasado mes de marzo de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) como elemento esencial del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición.

 

Esta misma corporación tiene hoy en sus manos el proyecto de ley que dará viabilidad al funcionamiento de dicha jurisdicción la cual se propone hacer justicia para las víctimas de los hechos ocurridos en el marco del conflicto armado interno, honrando la obligación trascendental que tiene con el pueblo colombiano de tramitar los proyectos de ley necesarios para luchar contra la impunidad y alcanzar la paz.

 

Tanto las fuerzas militares como los excombatientes de las Farc-EP han decidido acogerse a la JEP para responder a las víctimas y a la sociedad por sus conductas, por lo que esta jurisdicción se presenta como una oportunidad para que todos los actores involucrados en el conflicto garanticen los derechos a la verdad, la justicia y la reparación de las víctimas, superando la impunidad y generando condiciones para la no repetición.

 

Ahora bien, la consolidación de dicha iniciativa legislativa se encuentra en grave peligro con ocasión de los intereses políticos y electorales presentes por esta época en el país. Integrantes del Congreso han puesto por encima de los derechos de las víctimas y de la paz, sus intereses personales y el temor a la actuación de la justicia.

 

Por lo anterior, las 144 organizaciones firmantes, hacemos un llamado a los integrantes de las comisiones primeras constitucionales del Senado y la Cámara de Representantes, y al conjunto de los congresistas, para responder con altura y garantizar los derechos de las víctimas del conflicto armado, al desafío histórico que enfrentan en estos momentos de construcción de la paz y, para que lo antes posible, avancen en la aprobación del proyecto de ley estatutaria de la JEP. 

 

Un Sí a la JEP significa un No a la impunidad.

 

Bogotá D.C., 2 de octubre de 2017