Senador Uribe Vélez no se presentó a la audiencia de conciliación en el caso por calumnia e injuria contra el Cajar

Prensa Cajar. A las 8:15 de la mañana, el abogado Luis Guillermo Pérez, integrante del Colectivo de Abogados “José Alvear Restrepo”, Cajar, se presentó a e la Corte y fue informado de que la audiencia no se llevaría a cabo por un escrito que había presentado el sr. Uribe Vélez y cuyo contenido no fue posible conocer.

 

De manera inexplicable, el senador Álvaro Uribe Vélez, no se presentó a la audiencia de conciliación que ya había sido aplazada hace una semana, en el marco de la demanda que interpuso el Cajar por declaraciones que hizo el funcionario entre 2013 y 2015 cuando acusó a esta Organización No Gubernamental de Derechos Humanos, de ser parte de organizaciones al margen de la ley, y de haber robado un computador y un pasaporte a la ex directora del Das, María del Pilar Hurtado cuando ella se encontraba en Panamá.

 

A las 8:15 de la mañana, el abogado Luis Guillermo Pérez, integrante del Colectivo de Abogados “José Alvear Restrepo”, Cajar, se presentó a e la Corte y fue informado de que la audiencia no se llevaría a cabo por un escrito que había presentado el sr. Uribe Vélez y cuyo contenido no fue posible conocer de inmediato, pero que después conocimos, y donde señala su abogado Juan Felipe Amaya:

 

“mi prohijado me ha pedido que le informe que su posición frente a una posible conciliación, sigue siendo exactamente la misma que presentó cuando acudió de forma personal a la primera audiencia de conciliación celebrada en la Fiscalía General de la Nación”.

 

Añade el abogado “… (la audiencia) en su criterio y con toda lógica, constituirá un desgaste innecesario para la administración de justicia y para el tiempo de ambas partes”.

 

En ese momento el senador afirmó que no tenía nada que rectificar en sus acusaciones contra el Cajar. Al parecer, la impunidad de la que goza le permite seguirnos haciendo objeto de difamación a sus contradictores.

 

Este nuevo desplante a la justicia, se suma a las agresiones a las que se dedicó el Senador durante la semana, cuando insistió en señalar de actividades criminales al Colectivo y a su ex director Alirio Uribe Muñoz, víctimas de la persecución de la estructura delictiva del DAS, responsable de amenazas y atentados, entre otros, que constituyó una verdadera cacería criminal en el Gobierno de Uribe Vélez.

 

La nueva ola de ataques del Senador Uribe Vélez contra defensores y opositores políticos, tiene como contexto la reciente condena proferida por la Corte Suprema de Justicia contra Jorge Noguera Cotes por el delito por concierto para delinquir agravado cuando ejerció la dirección del extinto Departamento Administrativo de Seguridad, DAS, entre 2002 y 2006, y la orden de la Corte para que se investigue al ex presidente por estos mismos hechos.

 

También la visita de la Fiscal de la Corte Penal Internacional Fatou Bensouda, para investigar la autoría de máximos responsables en ejecuciones extrajudiciales, mal llamados “falsos positivos” en el marco del examen preliminar que hay sobre Colombia en este organismo internacional.

 

Desde el año 2003, cuando ocupaba el cargo de presidente de la República, el senador ha perseguido, señalado y calumniado al Colectivo de Abogados "José Alvear Restrepo", a la Comisión Colombiana de Juristas, a la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz, a la Comunidad de Paz de San José de Apartadó, a cientos de organizaciones periodistas, magistrados y políticos de otros partidos, llegando a poner los recursos y organismos de inteligencia del Estado para la comisión de graves delitos.