Organizaciones Sociales, de Derechos Humanos y Medios de Comunicación, rechazan las amenazas en contra del reconocido Defensor de Derechos Humanos en Antioquia Luis Fernando Quijano

Por: Corporación Jurídica Libertad 

 

Las Organizaciones abajo firmantes manifestamos nuestra solidaridad y respaldo a Luis Fernando Quijano, Director de la Corporación para la paz y el Desarrollo Social–Corpades- y de la agencia de prensa Análisis Urbano, por las amenazas de que ha sido víctima donde le advierten que de continuar denunciando la presencia en la ciudad de carteles mexicanos del narcotráfico su familia “será picada”.  Estas amenazas pretenden obligarlo a no dar a conocer a la opinión pública y a las autoridades las investigaciones que permanentemente realiza Corpades sobre el crimen organizado y las estructuras paramilitares que operan en Antioquia y el área metropolitana.

 

Los recientes hechos se suman al hostigamiento y persecución permanente de que es víctima con acciones como seguimientos, planes para atentar contra su integridad física, amenazas de judicialización, entre otras. Esto además del contexto de persecución generalizada a líderes sociales y defensores de Derechos Humanos que el año pasado arrojó una cifra de más de 105 líderes asesinados.

 

A pesar de que Luis Fernando Quijano cuenta con Medidas Cautelares otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, el Estado Colombiano no ha brindado verdaderas medidas políticas y materiales de seguridad para rodearlo en el importante trabajo de defensa de los Derechos Humanos que realiza.

 

Como organizaciones defensoras de Derechos Humanos, rechazamos de manera rotunda estas amenazas, expresamos nuestra solidaridad e invitamos a las autoridades a que se investigue y se brinden las garantías necesarias. La labor de la defensa de derechos humanos no puede seguir colocándonos en el blanco de quienes pretenden acallarnos por la fuerza. Estamos convencidos de que defender los derechos de los pueblos es el camino para construir un país en paz.

 

Por lo anterior exigimos al Gobierno Nacional a implementar medidas para la investigación del origen de las recientes amenazas así como de los permanentes hostigamientos de que es objeto, y a rodearlo de las medidas políticas y materiales necesarias para garantizar que pueda continuar su trabajo en pro de los derechos humanos.

 

Leer comunicado completo [PDF]