No nos quitarán las fuerzas para seguir luchando por la paz de Colombia y en contra de la impunidad de crímenes de Estado

Comunicado a la opinión pública de la organización de ejecuciones extrajudiciales del Eje Cafetero - Voces Unidas Exigiendo Justicia y suscrito el Movice Caldas

 

6 de Octubre de 2016

 

La Organización  de Victimas de Ejecuciones Extrajudiciales del Eje Cafetero “Voces Unidas Exigiendo Justicia” sentimos un profundo dolor por la decisión tomada por el país el pasado 2 de octubre de 2016, demostrando su indiferencia generaliza frente al dolor de las víctimas quienes anhelábamos la construcción de paz y la posibilidad de justicia, verdad, reparación y no repetición.

 

La sociedad Colombiana ampliamente desinformada y polarizada por la campaña del NO desaprobó los acuerdos  de paz  planteados entre el gobierno colombiano y las Farc-Ep, negando las garantías para que las víctimas de ejecuciones extrajudiciales y de Desaparición Forzada de todo el país de acceder a la Jurisdicción Especial Para la Paz, y con esta instancia especial al cumplimiento y satisfacción de nuestros derechos   la verdad, la justicia, la reparación integral y la no repetición; Derechos que han sido sistemáticamente negados e invisibilizados en  la Justicia Penal Militar y la justicia ordinaria Colombiana.

 

Nos causa profunda preocupación las declaraciones emitidas por el actual senador y expresidente ALVARO URIBE VELEZ, en las cuales plantea la creación e impulso de un proyecto de alivio judicial a los soldados y policías de Colombia”, una macro- estrategia de impunidad y negación sistemática de nuestros derechos como víctimas de Crímenes de Estado cometidos por las Fuerzas Militares en todas las regiones del país.

 

 La criminalidad estatal se refleja en las  4.397 víctimas de ejecuciones extrajudiciales que existen en el país, situación que se agudizo   en el periodo comprendido  entre 2002-2010 en el cual la política de seguridad democrática del expresidente anteriormente mencionado  genero  la presión ejercida a militares para entregar bajas de grupos guerrilleros en combate, y  provoco el homicidio generalizado y sistemático de civiles en todo el territorio colombiano.

 

Con indignación rechazamos las iniciativas del partido  Centro Democrático de construir proyectos de alivio judicial para las fuerzas militares, y hacemos un llamado urgente a las organizaciones internacionales para que continúen y fortalezcan hoy más que nunca su ejercicio como garantes de los acuerdos de paz alcanzados en la Habana-Cuba.

 

La esperanza de paz permanece intacta, las garantías para el cumplimiento de nuestros derechos se encuentran en el acuerdo de Jurisdicción Especial para la Paz, el reconocimiento y satisfacción de nuestros derechos constituyen el paso fundamental para la construcción de una paz estable y duradera.

 

 

¡LAS VÍCTIMAS SOMOS EL CENTRO DEL ACUERDO DE PAZ!

Caldas