Fallo histórico de la Corte ampara a campesinos de La Hacienda Bellacruz

El pasado 12 de mayo la Sala Plena de la Corte Constitucional falló a favor de la comunidad campesina de la hacienda Bellacruz, hoy conocida como Hacienda La Gloria y ubicada en el sur del Cesar. 

Se trata de 500 familias que han exigido por 25 años al Estado Colombiano la devolución de las tierras que les fueron despojadas por parte de grupos paramilitares al mando de “Juacho Prada” y la familia Marulanda, en el año 1996.

Con seis votos a favor y uno en contra ganó la ponencia de la Magistrada Gloria Estela Ortiz. Con este fallo, dado a conocer por algunos medios de comunicación, la Corte tutela los derechos de la comunidad campesina ordenando al Estado recuperar los predios baldíos ocupados indebidamente por el empresario German Efromovich, actual presidente de la aerolínea Avianca.

Así mismo, la Corte ordena a la Unidad de Restitución de Tierras y al Ministerio de Defensa iniciar la etapa administrativa, lo que implica una orden de microfocalización de la zona y el inicio del estudio de restitución sobre otros predios de La Hacienda Bellacruz distintos a los baldíos que deberían ser restituidos a los campesinos.

“Se trata de un fallo histórico y trascendental que tutela los derechos de la comunidad que ha luchado 25 años por el derecho a la tierra y a condiciones de vida digna, esperamos que las instituciones competentes del Estado cumplan de manera inmediata el fallo y que Germán Efromovich devuelva las tierras con el fin de que estas sean adjudicas”, aseguró la abogada de las víctimas, Zoraida Hernández, integrante de la Fundación Comité de Solidaridad con los Presos Políticos. 

En tanto, Adelfo Segundo Rodríguez Barriagua, representante Legal de Asociación Campesina Desplazados al Retorno (ASOCADAR), afirmó que están "supremamente contentos" porque han "revivido el ánimo de los campesinos que durante tantos años anhelamos recuperar nuestras tierras, ojalá que se agilice lo más pronto posible esta decisión. Sin embargo, hacemos un llamado para buscar seguridad y poder ejercer la autonomía para volver a llegar a nuestras tierras”.

Rodríguez agradeció a todo el equipo que estuvo pendiente y presente durante estos años, ya que aseguró que de alguna u otra manera contribuyeron a que esta decisión se convirtiera en una realidad. 

El Comité de Solidaridad con los Presos Políticos celebra esta decisión, pues materializa la reivindicación de las 500 familias campesinas que han sido desplazadas de sus tierras y que por mucho tiempo han sido objeto de estigmatización, hostigamientos y amenazas por parte de la Policía, del Ejército Nacional, de los empresarios y del mismo Estado Colombiano.

Esperamos que esta decisión sea acatada de manera inmediata para que estas 1.200 hectáreas sean entregadas a los campesinos del sur del Cesar. Hacemos un llamado al Gobierno Nacional, a organizaciones de derechos humanosa y movimientos sociales a fortalecer las acciones de retorno y con ello evitar futuras represalias que puedan realizar grupos paramilitares en contra de la comunidad.

Finalmente, la Fundación CSPP agradece a la Asociación Turpial y al Cantón de Ginebra por el respaldo brindado a lo largo de este proceso.