Detención domiciliaria para el imputado por asesinato de Nicolás Neira

Néstor Julio Rodríguez Rúa

El juez 71, con función de garantías de Bogotá, ordenó medida de aseguramiento al agente del ESMAD Néstor Julio Rodríguez Rúa, hasta entonces activo en la Policía Nacional, el pasado 20 de octubre. Luego de negar los cargos por el homicidio del niño Nicolás David Neira Álvarez, el fiscal y la procuradora solicitaron la detención. La Fiscalía apelará para que la medida sea carcelaria.

 

Juan Carlos Molina Oliveros, fiscal 40 especializado, expresó en su intervención el riesgo de que, estando en su domicilio, el imputado Rodríguez Rúa tome la decisión de escaparse de acuerdo al avance del caso. Frente a este tema, Diana Patricia Vélez, nueva procuradora encargada para el caso, apoyó la petición de la Fiscalía argumentando que la detención en la cárcel puede garantizar la comparecencia efectiva y, asimismo, proteger a las víctimas y las pruebas.

 

Dentro del desarrollo de la audiencia, el abogado representante de las víctimas, Pedro Mahecha, leyó la renuncia a la defensa que realizó Yuri Neira y se retiró de su cargo. Por parte de la defensa, Jaime Orjuela, abogado de Rodríguez Rúa dio a conocer la tutela que interpusieron contra la el Consejo Superior de la Judicatura para revertir su decisión y llevar el caso a la justicia penal militar. Aunque solicitaron suspensión de la audiencia, el juez lo negó, teniendo en cuenta que la tutela no cambia la clara definición del alto Consejo sobre la competencia de la justicia ordinaria.

 

La audiencia de imputación de cargos y solicitud de medida de aseguramiento, contra Rodríguez Rúa, se llevó a cabo en los juzgados de Paloquemao luego de diversos aplazamientos desde agosto. El pasado 6 de octubre, la audiencia fue aplazada debido a que el abogado del acusado, Wilson Martínez Sánchez, fue nombrado como procurador delegado para la vigilancia judicial y presentó su renuncia al caso.

 

Antes de esto, el conflicto de competencia manifestado envió el caso para estudio del Consejo Superior de la Judicatura. Se espera que en máximo 90 días se cite a juicio para avanzar en el esclarecimiento de las responsabilidades del asesinato de Nicolás Neira.

 

Bogotá