Cuerpos gramaticales: sembrarse en la tierra para conmemorar las ejecuciones extrajudiciales

El próximo jueves 27 de julio organizaciones de víctimas de detenidos, desaparecidos y de los mal llamados falsos positivos, se reunirán a partir de las 6 a.m. en la Plaza de Bolívar de Bogotá para exigir la búsqueda de las y los desaparecidos. Esto en el marco de la conmemoración de los 9 años de la de la desaparición y ejecución extrajudicial de Fair Leonardo Porras Bernal, quien residía en Soacha (Cundinamarca).

 

Una de las actividades planteadas en la jornada conmemorativa es la acción performatica "Cuerpos gramaticales", creada por Agroarte, en la cual varias personas se sembrarán en la tierra, con una planta, durante seis horas, como una catarsis colectiva frente a las huellas de una guerra histórica, tratando de propiciar el diálogo entre los dolores personales y los colectivos, donde además confluirán procesos organizativos de defensa de la memoria de las y los desaparecidos y ejecutados extrajudicialmente. Organizaciones sociales y artísticas de Bogotá, Medellín, Manizales y de diferentes lugares de Colombia también estarán presentes. Al finalizar la tarde, expresiones artísticas y culturales cerrarán el espacio conmemorativo. La tierra y las plantas restantes de esta jornada serán sembradas en tres localidades de Bogotá, la primera de ellas el 29 de julio en Ciudad Bolívar, posterior a la acción, en la realización de Memoriales vivos por las víctimas de las ejecuciones extrajudiciales del país.

 

Cuerpos Gramaticales se une así a la reivindicación de las Madres que han perdido a sus hijos víctimas de desapariciones forzadas y ejecuciones extrajudiciales perpetradas en el municipio de Soacha (Cundinamarca), por parte del Ejército Nacional de Colombia.

 

Cuerpos Gramaticales es una acción performática que pretende unir lazos a partir de la creación artística y la resistencia que se construye en los territorios, desde la conexión con la tierra y las plantas. Por ello, se cuida, se riega y se siembra como un acto reflexivo, de unión de historias y vivencias que se entrelazan y desde el cuerpo se narran. El cuerpo es lenguaje para hablarle a la sociedad y contar una historia de dolor, perdón, lucha, resistencia y esperanza.

 

Esta acción simbólica adquiere más fuerza tras el anuncio de la más reciente condena a 21 militares por concierto para delinquir en la desaparición y muerte de cinco jóvenes residentes en el municipio de Soacha (Cundinamarca), en agosto de 2008, como crímenes de lesa humanidad. 

 

Al sembrar los cuerpos se busca sensibilizar y visibilizar la realidad de familiares, seres queridos, colectivos, individualidades, entre otros, que aún esperan el regreso y la verdad sobre la suerte de miles de colombianas y colombianos que han sido desaparecidos forzadamente y posteriormente ejecutados extrajudicialmente por el Estado colombiano.

 

Se trata de hombres y mujeres que fueron asesinados tras ser ocultados del amparo de la justicia, negando información sobre su paradero y en muchos casos sepultados como NN en fosas comunes o en cementerios sin cumplir con los procedimientos legales.

 

“De acuerdo con los datos de la Mesa de Trabajo sobre Ejecuciones Extrajudiciales del Observatorio de la CCEEU, se estima que entre 2002 y 2008, se cometieron 3.345 ejecuciones extrajudiciales, siguiendo este patrón de acción. Muchos de estos cuerpos continúan enterrados como N.N. en diferentes cementerios del país, y en la práctica, se encuentran desaparecidos para sus familiares. Mientras tanto subsisten situaciones tan preocupantes como la de La Escombrera en Medellín, en donde la inacción y la falta de voluntad del Estado están enterrando la posibilidad de recuperar a los desaparecidos de las operaciones militares desarrolladas en la Comuna 13 entre 2001 y 2002” (Desapariciones forzadas en Colombia. En búsqueda de la justicia de la Mesa de trabajo sobre Desaparición Forzada de la Coordinación Colombia-Europa-Estados Unidos Bogotá, mayo 2012).

 

La apuesta de los familiares de las ejecuciones extrajudiciales se unen a esta conmemoración con el eslogan #NOFALSOSPOSITIVOSENLAJEP, sembrar su cuerpo como esperanza, significarse como la primera semilla, que han sido, reivindicarse como planta y fruto, ya que su lucha que la parió el amor a los seres queridos ha trascendido las fronteras. “Mientras yo hable mi hijo estará vivo, estará en la memoria de todo el mundo. Yo parí a mi hijo, pero mi hijo me parió para la lucha.” Luz Marina Bernal.

 

 

Convocan: Luz Marina Bernal Madres de Soacha, Mujeres Caminando por la Verdad, Organización de Victimas de Ejecuciones Extrajudiciales y Despararicion Forzada del Eje Cafetero Voces Unidas Exigiendo Justicia, Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado. Capitulo Caldas, Colectivo Agroarte, Fundación Escuelas de Paz, Colectivo Tribu Laches, Centro Social Libertatia, Observatorio de derechos humanos Universidad Pedagógica, Colectivo Cuerpos Gramaticales Bogotá.

 

Apoya: Centro Nacional de Memoria Histórica, Oxfam Intermón, Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Victimas y Centro de Memoria Paz y Reconciliación.