Carta del Movice a RCN por la serie televisiva "Los Tres Caínes"

Bogotá. D.C 02 de Abril de 2013. 

Señores: 

Gabriel Reyes Copello

Carlos Julio Ardila

Carlos Ardila Lülle

RCN TELEVISIÓN COLOMBIA

Los abajo firmantes ciudadanas(os) colombianas(os) identificadas(os) como aparece al pie de nuestras firmas, en representación del MOVIMIENTO DE VÍCTIMAS DE CRÍMENES DE ESTADO – MOVICE-, nos permitimos informar y solicitar lo siguiente: 

 

 

 El Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado MOVICE, es una apuesta de dignidad y de conciencia ética construida desde las víctimas de crímenes de Estado. Estas cualidades le permiten expresar sus posturas utilizando como criterios los máximos estándares de verdad, justicia y reparación con garantías de no repetición, sin limitaciones presupuestales o de coyuntura. Es un espacio de y para las víctimas. Dentro del Movimiento nos hemos organizado para vencer el miedo y promover la esperanza. Las víctimas de crímenes de Estado hemos agenciado nuestros duelos, recibiendo y dando apoyo emocional, reconociendo nuestros derechos, tejiendo alianzas estratégicas, formulando y desarrollando acciones conjuntas de exigibilidad. 

Teniendo en cuenta lo anterior; como víctimas de crímenes de Estado nos dirigimos a ustedes manifestando nuestro rechazo total a la trasmisión de la serie “Los Tres Caínes”. Es inaceptable que RCN televisión genere una serie que cuenta la “historia” desde los victimarios, en donde no se reconoce el paramilitarismo como una política de Estado y empresarial, ni se muestra un respeto por las víctimas de la criminalidad estatal en Colombia. Una trama que genera una apología al delito y estigmatiza los movimientos sociales, sindicales, políticos y a los estudiantes y profesores de las universidades públicas y además desconociendo la importancia y el aporte significativo que hacen las facultades de antropología y sociología al desarrollo del país y que solo son mostradas como formación de guerrilleros en donde estigmatizan y ponen en riesgo la vida e integridad de estas personas. 

Por otro lado la serie se ha encargado de justificar la existencia del fenómeno paramilitar como política Estatal, que entre otras cosas sigue vigente. No podemos hablar del paramilitarismo como hechos históricos pasados o superados cuando aún persisten los grupos paramilitares en el territorio colombiano[1]; del mismo modo para las víctimas el dolor no es historia pasada, está latente y vigente. Aún más cuando la gran mayoría de los crímenes de Estado que ha dejado el paramilitarismo en unión con la Fuerza Pública permanecen en la absoluta impunidad, constituyendo un daño continuado, permanente y profundo a la dignidad humana. En conclusión la serie ha generado una revictimización de las víctimas que ha dejado el terrorismo de Estado en Colombia en donde sus perpetradores son grupos paramilitares y miembros de la Fuerza Pública. 

Estamos convencidos que los colombianos no empezaran a entender la violencia que ha atravesado por más 70 años nuestro país a través de una historia contada desde los victimarios, desconociendo a las víctimas y su construcción de memoria histórica. Es por eso que decimos que la construcción de memoria histórica debe ir de la mano con la búsqueda del esclarecimiento de los hechos a partir de la verdad integral: sancionando a los responsables y promoviendo una reparación integral de todas las víctimas y en general de la sociedad; para así garantizar la no repetición. 

Nos permitimos recordarles que según la UNESCO los tres pilares de la función de los medios de comunicación son: educar, informar y entretener. Bajo esta premisa, es importante mencionar que en relación a la serie “Los Tres Caínes”: no se está informando porque lo relatado en la serie no corresponde con la realidad y no se hizo un ejercicio de construcción de memoria histórica integral desde las víctimas; del mismo modo la serie está justificando las graves violaciones de derechos humanos, crímenes de guerra, crímenes de lesa humanidad y por ende el terrorismo de Estado del que han sido víctimas miles de colombianos y colombianas. Preocupa la forma como se está educando a la teleaudiencia ya que a fuerza de repetición se hace creer que el relato contado es una interpretación válida de la realidad, por ejemplo el estigma hacia los movimientos sociales, sindicales, partidos políticos de izquierda, estudiantes universitarios entre otros. Tampoco se está entreteniendo adecuadamente porque se está presentando una errada versión de la historia que como lo mencionamos anteriormente justifica el paramilitarismo como política de Estado que se dio, las graves violaciones de derechos humanos y crímenes de guerra perpetrados por grupos paramilitares y miembros de la Fuerza Pública y auspiciados por empresarios. 

Para finalizar queremos recalcar que el MOVICE respalda y respeta el derecho a la libertad de expresión, sin embargo, éste tiene unos límites y aún más cuando se trata de los derechos de las víctimas y la forma en cómo se trasmite la información y se educa a la sociedad; no obstante el Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos en su artículo 20 afirma que toda propaganda en favor de la guerra estará prohibida por la ley, al igual que toda apología del odio nacional, racial o religioso que constituya incitación a la discriminación, la hostilidad o la violencia[2]

Por lo expresado anteriormente, solicitamos que la serie los “Tres Caínes” sea retirada del aire y no sea distribuida ya que dicha serie está generando una revictimización de las víctimas de crímenes de Estado entendiendo que el paramilitarismo es una política estatal que está vigente. A su vez sugerimos que algún día se tenga en cuenta las voces de las víctimas para contar la historia Colombiana y que así nuestro país entienda de una forma integral el conflicto que ha venido y sigue atravesando, esperamos que en lugar de fomentar espacios para la guerra desde los medios de comunicación se fomenten espacios para la construcción de la tan anhelada paz que el pueblo reclama a gritos. 

 

Cordialmente,