“No le debemos nada a la justicia”, consigna de líderes y lideresas sociales

En las instalaciones del búnker de la Fiscalía General de la Nación se presentaron, el 12 de junio, alrededor de 25 líderes y lideresas sociales sobre los que pesan investigaciones y, en algunos casos, incluso se habló de órdenes de captura. Estos procesos, según han denunciado varias organizaciones sociales que los acompañaron, hacen parte de una persecución judicial al movimiento social por parte de los organismos estatales.

“Queremos manifestar que hoy, con nuestra frente en alto, venimos a reivindicar el hecho de ser líder y lideresa social”, expresó Marylen Serna, vocera del Congreso de Los Pueblos y una de las lideresas que se presentó ante al ente investigador. “Justamente la lucha por la vida y la defensa de los derechos humanos es otra de las razones que nos tiene aquí… Nos ha llevado a que los organismos del Estado nos judicialicen, nos amenacen y nos persigan”, afirmó.

Los reclamos de las organizaciones presentes exigían el inicio de procesos investigativos a los actores del paramilitarismo en las regiones. Así como se adelantan investigaciones en contra los líderes y las lideresas, que calificaron en muchos casos como falsos positivos judiciales, se espera que la Fiscalía atienda las denuncias en las regiones.

 

¿A qué se deben las reclamaciones?

Se manifestó que las persecuciones en contra del movimiento social son producto de las denuncias que las organizaciones vienen realizando, frente a falencias del Estado, en diversos temas. “No le debemos nada a la justicia. Antes, por el contrario, creo que hoy los falsos positivos [judiciales] son porque denunciamos qué está haciendo mal nuestro gobierno. Porque hemos denunciado el paramilitarismo en nuestros territorios, los asesinatos, porque hemos denunciado la corrupción que hay en este país. Por eso nos están persiguiendo”, dijo Teófilo Acuña, vocero de Cumbre Agraria.

“Hemos venido enfrentando esta política criminal del Estado de hacer de la miseria una práctica de acumulación, de hacer de la miseria una práctica de política de dominación”, comentó Robert Daza, de la Cumbre Agraria. “Toda la vida hemos sido acusados de ser subversivos, pero jamás ellos han tenido una sola prueba, porque como líderes sociales nosotros desarrollamos una actividad de frente con transparencia, de cara al pueblo, con el pueblo y para el pueblo”, explicó.

 

Las organizaciones acompañantes

Entre las organizaciones que hicieron presencia frente a la Fiscalía para sentar su voz de protesta y acompañar a los líderes y lideresas, se encontraban la Cumbre Agraria, el Congreso de los Pueblos, la Guardia Indígena, la Guardia Campesina, la Guardia Cimarrona -que representó a comunidades afrocolombianas de departamentos como Cauca y Nariño-; y La Comisión de Interlocución del Sur de Bolívar, Centro y Sur del Cesar. Inclusive, participaron estudiantes de la Universidad Nacional, mostrando su apoyo a esta manifestación.

Organizaciones como el Comité de Solidaridad con los Presos Políticos (CSPP) se pronunciaron tras la jornada del lunes esperando que “estas persecuciones y detenciones masivas se detengan cuanto antes”. Se enfatizó la jornada como una muestra de la disposición de las organizaciones sociales para colaborar con la justicia colombiana.